Motivación

Cada día es más frecuente oír hablar de eficiencia energética, de sostenibilidad o del necesario respeto al medio ambiente. Una de las tendencias tecnológicas de los últimos años está dirigida a convertir los edificios en sostenibles y eficientes. Para ello se utilizan las soluciones que provee la inmótica: incorporación de sistemas de gestión técnica automatizada y centralizada de las instalaciones al equipamiento de edificios de uso terciario o industrial.

Sin embargo, no podemos dejar de lado el gasto y la contaminación, cada vez mayor, producida por los recursos tecnológicos de las empresas. De hecho las TIC ya suponen el 2% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero a la atmósfera, cifra equivalente al sector de aviación civil al completo. Puede parecernos poco, pero es una situación que va en aumento y es lógico y necesario pues que debamos utilizar las TIC eficientemente.

Tengamos en cuenta además que la implantación de las TIC va camino de ser total en las empresas. ¿Qué organización, empresa, industria u oficina no trabaja ya con PCs, impresoras, proyectores, teléfonos IP o servidores?. Analizando diferentes estudios de grandes consultoras como Gartner, IDC ó 1E, vemos como los recursos IT de las empresas han crecido de manera substancial en los últimos años, convirtiendo la tecnología en un pilar básico para las organizaciones y siendo cada vez mayor el número de dichos recursos.

Según Gartner, “El 35% del consumo energético de una organización corresponde al equipamiento IT, estando por encima del consumo generado por la iluminación en determinados casos.”

Motivación - Distribución consumo energético

Fuente: Gartner

En esta línea surge una de las tendencias tecnológicas conocida como Green IT, consistente en “El estudio y la práctica de diseñar, fabricar, utilizar y disponer de ordenadores, servidores y subsistemas asociados, tales como monitores, impresoras, dispositivos de almacenamiento y de redes y sistemas de comunicación de manera eficiente y eficaz con un mínimo o ningún impacto sobre el medio ambiente.”

Ventajas de los Proyectos Green IT.

Ciertamente hasta el día de hoy, la eficiencia se asociaba a la iluminación y climatización, y todas las acciones de ahorro energético se destinaban a realizar medidas sobre este equipamiento.

Para la mayoría de los proyectos de ahorro y eficiencia, en iluminación y/o climatización, el período-plazo de amortización es de 3 años, por término medio. Esto muchas veces es debido a que se requiere la adquisición de nuevo equipamiento. Los ahorros que se pueden lograr utilizando eficientemente los recursos IT, a través de soluciones Green IT, no requieren de un cambio de equipamiento/tecnología, sino que con la implementación de soluciones software y hardware sobre la tecnología existente se reducen esos plazos a menos de un año.

Además, tal y como está la situación económica, los proyectos de ahorro y eficiencia son bastante bien aceptados por las empresas, pero muchas veces no pueden realizar de entrada la inversión requerida, por lo que se les propone la modalidad de pago por ahorro: la empresa va pagando con un “tanto por ciento” de los ahorros que consigue a través de estas prácticas.

De esta manera, los ahorros medios que se podrían lograr sobre una organización de 100 empleados dependen mucho de qué tecnología tienen y de cómo la estén utilizando. Realizando un proyecto de Green IT sobre todos los recursos tecnológicos de la organización podemos generar ahorros de unos 15.000€/anuales por cada 100 empleados, sin tener que invertir ni un solo € con la modalidad de “pago por ahorro”, o bajo proyectos con un ROI siempre inferior a los 12 meses.

Green IT no es una solución única en sí misma, sino que trata de buscar y poner en práctica distintas soluciones que en su conjunto pretenden alcanzar el fin buscado: la eficiencia y sostenibilidad tecnológica.

Conclusión:

“Más con menos”

El objetivo es concienciar sobre la importancia de la gestión en la utilización de los recursos IT de una organización, dentro del nuevo modelo de sostenibilidad y eficiencia adoptado en todos los sectores. Mayor rentabilidad y ahorro con menor consumo y contaminación.

No se permiten comentarios.